Soporte Inmediato Call: 985 326 665

Que es un hosting web?

Date: octubre 26, 2016 Category:  Comments: 0

hosting-caracteristicasLa definición de hosting es la siguiente:

El alojamiento web es el servicio ofrecido por un proveedor de hosting para que puedas alojar tu web en Internet.

Ahora la definición en palabras que todos entendemos: el hosting (en inglés web hosting) es tu casa en internet. El lugar donde vives, tienes guardadas tus cosas y puedes recibir a otras personas.

Tu “host” o anfitrión es el proveedor. Vamos, la persona que te va a cobrar porque tú puedas vivir allí. El casero.

Bien, hasta aquí la definición sobre “qué es un hosting”. Ahora lo importante es que seas consciente de por qué tienes escoger un buen almacenamiento web desde el principio.

¿Por qué es tan importante elegir correctamente?

Es muy habitual ver a muchas personas elegir un proveedor de hosting solo porque es muy barato. Lo que no saben es que están cometiendo un error muy grave.

Te explico el porqué.

Acuérdate de lo que hemos dicho al principio: tu hosting es tu casa.

¿Te gustaría vivir en un sitio en el que se pudiese colar todo el mundo? ¿Querrías estar en una casa que pareciese que se va a caer en cualquier momento?

Como es lógico, habrás contestado que no. Pues lo mismo pasa con tu página web, ¿vas a dejar que viva en un sitio poco seguro y cutre?

Lo que pasa cuando tu hosting no está en un lugar adecuado es lo siguiente:

  • Lentitud: no hay cosa más desesperante para un usuario que ver el símbolo del reloj de arena. Los 2 segundos que a ti no te parecen nada, se convierten en una eternidad para un lector que espera. Lo más probable es que acabe cerrando tu página y se vaya a otra web.
  • No existes: en algunos casos, el hosting es de tan mala calidad que tu web estará más tiempo caída que otra cosa. Directamente no podrán ni encontrarte.
  • Problemas de seguridad: los hackers se frotan las manos con las web que tienen un hosting frágil. Un pequeño ataque DDoS (ataque de denegación de servicio) y tu servidor se caerá por la vía rápida.
  • Apáñatelas como puedas: llamas a tu casero porque se te ha estropeado la lavadora y su respuesta se resume en que te busques la vida. Ahora imagínate esa situación con una cuestión técnica que no entiendes bien. Desesperante.

¿Quieres que tu proyecto web tenga éxito?

Entonces, el primer paso es escoger un hosting de calidad  o, por qué no, el mejor hosting de Perú.

¿Cuál es la diferencia entre el hosting y el dominio?

Una de las dudas más frecuentes de las personas que se inician en Internet es acerca de la diferencia entre hosting y dominio.

Para explicártelo, volvemos a la comparación del hosting con la casa donde habitas.

¿Tu casa tiene nombre? Desde luego, aunque no va a tener un nombre convencional como “Fermín Gutiérrez”. Pero si lo piensas, la propia dirección de tu casa es su nombre.

Calle Alcalá, Nº 999 Piso 3 Puerta 1 Perú…

Pues el dominio es lo mismo, es el nombre con el que has bautizado tu casa. En este caso, mi dominio es www.todohostingweb.com.

Al dominio también se le puede denominar dirección web, ya que gracias a esa dirección conseguimos encontrar una casa determinada.

Por lo tanto:

  • Hosting: nuestra casa en internet.
  • Dominio: la dirección o nombre que usa una persona para poder llegar hasta nuestro sitio web.

Ahora que tienes claro lo qué es un dominio, ¿quieres saber cómo comprarlo?

¿Cuáles son las funciones de un hosting?

Además de saber qué es un hosting, es importante que sepas qué es lo que hace realmente para mantener tu web online.

Aunque la tarea principal de un alojamiento web es reservarte un sitio en Internet para tu proyecto, a la hora de la verdad realiza otras muchas funciones.

De entre todas ellas, para mí destaca una: “hacer que vivas más tranquilo y mejor”.

Si eres una persona a la que no le gustan las cuestiones técnicas, te puedo asegurar que ser consciente de que tienes un hosting fiable te hará dormir mucho más tranquilo.

Y es que, aunque no te lo creas, tu hosting web tiene muchas más funciones de las que en un primer momento podías imaginar:

  1. Copias de seguridad o backups: imprescindible ante cualquier susto o error.
  2. Seguridad: control en contra de spam, ataques de fuerza bruta, hackeos…
  3. Optimización de sus servidores: si quieres que tu página web destaque y tenga éxito no vale solo con tener un espacio en la red, tienes que conseguir que todo el mundo pueda llegar a él de forma rápida. De nuevo, me estoy refiriendo a la velocidad de carga.
  4. Cuentas de correo electrónico con tu nombre de dominio
  5. Gestión de varios dominios dentro de un mismo plan: si tu hosting web te provee de CPanel (un sistema de gestión para el hosting) verás que controlar tus dominios es mucho más sencillo.
  6. Gestión y control de la base de datos de tu página
  7. Estadísticas sobre tu sitio
  8. Instalación simplificada de CMS como WordPress, Joomla o Prestashop: en apenas tres clics tendrás tu CMS instalado.

Como ves, muchas de estas funciones son muy importantes. Por eso te decía que la gran segunda función de un alojamiento web es tu tranquilidad y facilitarte la vida.

Ojo, estas son las funciones más habituales que puede cumplir un hosting, pero con esto no estoy queriendo decir que todos los proveedores ofrezcan las mismas ventajas en sus servicios.

Estas ventajas están reservadas solo a algunos elegidos, que son de los que yo hablo en esta comparativa.

¿Qué tipos de hosting existen?

Esta es otra de las preguntas más habituales a la hora de elegir un proveedor de almacenamiento web.

Antes de elegir, siempre es necesario que controles todas las opciones que hay para que luego te sea más fácil ver cuál es la que más se ajusta a tus necesidades.

Hay 4 grandes bloques:

  1. Hosting compartido
  2. Hosting VPS
  3. Hosting dedicado
  4. Cloud hosting

1. Qué es un hosting compartido

Se trata del tipo de hosting más conocido porque es el más barato. Ojo, con barato no quiero decir que sea malo. Al contrario, puedes encontrar opciones que conjuga una calidad extraordinaria por una cantidad mínima al mes.

Lo más característico de este tipo de alojamiento web es que compartes ubicación y recursos con otras personas.

De nuevo, regresamos al ejemplo de la casa. En este caso, el alquiler de la casa lo estáis pagando entre varios. Por tanto, también tenéis que compartir todo lo que hay en la casa: el lavabo, la lavadora, la comida… Si uno se pasa, los demás lo sufren.

Este es tu hosting si acabas de empezar o tu sitio todavía recibe muy pocas visitas.

2. Qué es un hosting VPS

Es el escalón superior al hosting compartido. Aquí sube el precio pero también sube la calidad y cantidad de los recursos.

Para seguir con el mismo ejemplo de la casa, imagínate un edificio de dos plantas con dos habitaciones en cada piso. El edificio es tan grande que cada habitación puede tener su propia cocina, baño y demás.

Por lo tanto, compartes ubicación, pero no recursos.

Los servidores VPS  también implican tener un mayor conocimiento técnico. Por eso Raiola te ofrece dos opciones: VPS optimizados y VPS administrados.

En la opción optimizada, los propios expertos de Raiola te dan el servidor VPS con unas mejoras para que puedas sacarle más provecho. No obstante, de la gestión te encargas tú.

En los VPS administrados, los Sysadmin de Raiola se encargarán de todo. Tanto de poner a punto el servidor, como de resolver cualquier cuestión que pueda surgir.

Este es el tipo de hosting al que debes escalar o migrar si ya estás recibiendo un buen volumen de visitas.

3. Qué es un hosting dedicado

Otro peldaño más en cuanto a precio y a calidad.

Aquí ya no compartes nada con nadie, eres el dueño.

Eso sí, este tipo de alojamiento web solo interesa cuando estás recibiendo un volumen de tráfico bestial, si no es el caso no te interesa cambiarte.

Y cuando hablo de volumen de tráfico bestial estamos hablando de miles y miles de visitas concurrentes (a la vez). Salvo que tengas una de las mejores webs de Internet, no te hará falta.

4. Qué es un Cloud Hosting

Las reglas del juego cambian aquí.

El Cloud Hosting se basa en un concepto distinto a los tres anteriores. En el apartado técnico, se refiere a que tu servidor se nutrirá de forma virtual de otros muchos servidores físicos.

Esto te permite una mayor fiabilidad ya que no dependes de un único servidor.

Otra cuestión muy característica es que solo pagas por lo que consumes. O lo que es lo mismo, estás en la casa, pero solo pagas por el número de horas que has estado allí. Si has pasado mucho tiempo en casa, pagas más; si has estado menos, la factura será menor.

¿En qué debo fijarme a la hora de contratar un hosting?

Lo más difícil no es saber qué es un hosting, sino saber valorar cuáles son los puntos más importantes de cada oferta.

De hecho, lo más habitual es que no te des cuenta de lo que tú necesitas hasta que no lleves unos meses ya trabajando.

1. ¿Está especializado en algún CMS?

Los tres CMS más utilizados son WordPress, Joomla y Prestashop.

Necesitas que tu hosting web conozca el CMS que vas a usar como la palma de su mano. Si no conoce su herramienta de trabajo mal vamos, ¿no?

2. Necesidades

Valora de forma objetiva lo que necesitas. Si tu proyecto ya parte de una cantidad de visitas importante, es posible que un hosting compartido no sea suficiente.

También verifica que el proveedor te permita escalar en los recursos. Si tu página crece, no podrás mantenerte en un hosting compartido. Por eso es muy importante que elijas un hosting que te dé la posibilidad de crecer.

Si no lo hace te tocará migrar de hosting. Y por si no lo sabes, migrar todo el rato no es recomendable.

3. Servicio técnico

Aquí es donde los proveedores se juegan el tipo con sus clientes, ya que es uno de los puntos más importantes.

Antes o después siempre aparece algún problema o error inesperado. Y en ese momento necesitarás que tu hosting te ofrezca soluciones.

Nunca contrates un almacenamiento web del que no tengas referencias sobre su servicio técnico.

4. Garantía de devolución

Si un proveedor no te da un mínimo margen de devolución para que puedas probar sus servicios, es que no confían en sus servicios.

No contrates un hosting que no ofrece garantías de devolución.

5. Seguridad ante ataques

La seguridad es ese punto que te hará dormir más tranquilo.

Además de estar preparados ante un posible ataque, revisa que realicen copias de seguridad o backups.

8. Facilidad de uso

El uso de un sistema de gestión como Cpanel te puede ahorrar muchos quebraderos de cabeza. Si además tiene un método rápido para instalar un CMS, mejor que mejor.

Por ejemplo, el Softaculous de Virtual Peru te permite tener instalado un CMS como WordPress en apenas 3 clics.